domingo, 5 de abril de 2009

un repaso a mi vida

Hola

Iba a escribir acerca del ultimo libro que me he leído, pero es que no me acuerdo del titulo, así que haré un repaso a mi biografía de anhelos sentimentales.

Con trece años, saque adelante mi primera cosecha de calabazas, un rubia llamada Mercedes, me las dio, como resultado de tal ingestión mi corazón quedo destrozado y hasta pasados unos tres años no volví a intentar meterme en huertos, no en vanos soy de secano, Mari Angeles fue la siguiente, calabazas y y carbonilla aparte de un buen estado de forma después de correr detrás del autobús en el que iba. (Es increíble lo que se hace por amor). El resultado de estas dos frustraciones fue mi vuelco en la actividad de estudiar y el campo, aparte de una urna de acero y cristal para proteger mi único punto flaco, mi corazón sentimental, de un escuadrón terrorista compuesto por sentimientos y sensaciones.

Después del instituto, llego la Escuela Politécnica, que no universidad, la diferencia es la siguiente, en la universidad los tíos que iban allí se divertían , ligaban y los profesores eran los puteados mientras que en la Escuela Politécnica era al revés, al ser aquello un campo de abonado a un par de monocultivos, los nabos y los cardos, los profesores eran los que se lo pasaban de vértigo (recuerdo al difunto D. Agustín tomarse un whisky a las 8 a.m., y seguidamente trazar un Apolonio), total que por aquella época junto a mi nabo creció una mala hierba, es decir un cardo, la llamaban y se llama Eva, me gustaba su culico y su simpatía, y un día en la realización del trabajo de campo de topografía, le dije "Vete a la mierda", se marcho llorando y al año siguiente no aparecio, su amigo Mariano me dijo que se había ido a estudiar a Avila, no la eche de menos, no habia caido en que la flor del cardo, es de las mas grandes, generosas (los jigueros y demas pajarillos del campo se alimentan de ellas) y bonitas que se dan en el Campo de Cartagena, no senti nada, un simbionte se había apoderado de mi corazón, me sentía poderoso como Spiderman, nada me podía hacer daño.

Pasamos al ultimo año de Metalurgia, currando de delineante en un despacho, me saco un sueldecillo, el cual me gaste en obtener una perspectiva del lado oscuro de este mundo, como resultado descubrí un superpoder podía ver muy bien en la oscuridad y me volví un esclavo de ella.

Hasta que harte, no podía esconder mas el ansia de X, hable con un maestro de la vida y me dijo que todo esta en la mente, tenia que ocupar mi mente con otras cosas, volví al rol y descubrí el Warhammer, mi cabeza empezó a absorber su débil y sencillo trasfondo, el juego se enraizó en mi mente y el ambiente de extraños personajes que pululaban por la soci, aprecian sacados de un partida de Mundo de Tinieblas, me acogía en su seno,....

ADN-B fue conquistada por Sauron y todos esos personajes se dispersaron... pero pequeños grupúsculos se volvieron a unir.

Conocí a otros grupos de proscritos,

Hasta que la genética hizo mella en el traje de simbionte, sentí la necesidad de compartir mi vida con una mujer y desde entonces el anhelo es cada vez mas fuerte, y asi estoy detrás de...

COÑO, YA ME ACUERDO, NO ME HABIA LEIDO UN LIBRO, ME HABIA LEIDO EL COMIC DE NEIL GAIMAN "1602"
Publicar un comentario