lunes, 3 de enero de 2011

Solo para tus ojos, señorita de la calle Sagasta

INTRODUCCIÓN

En el ultimo episodio de la 1ª temporada de " The Walking Dead"

Dale , un personaje de la serie, dice  una  de las chicas que se quiere suicidar porque la civilización actual desaparece por culpa de una plaga " No, no puedes hacer eso, no puedes entrar en la vida de alguien, hacerte querer y luego marcharte". Estoy de acuerdo contigo Dale.

 La verdad es que este articulo va dedicado para ti, te habrá llegado un aviso por SMS o te habré llamado por teléfono, para que lo veas. Después este blog estará vedado al resto del mundo, volverá a ser un diario intimo y personal (desde el vídeo de Carlos Vives, nadie ha visto el blog, excepto yo) porque me he dado cuenta de que vivo mejor sin la influencia interesada de las personas que me rodean.

 

DESARROLLO

 Empiezo contándote, lo que mas me duele, me duele no poder solucionar esta ruptura (si ya se, me estoy calentando el coco), me duele que quizás no vuelva a saber de ti porque me des de lado, pero sobre todo lo que mas me duele es no estar contigo cuando yo quiera porque tu ya no quieres estar conmigo. Es curioso en este blog, he escrito mal acerca de ti cuando nuestra relación se tensaba, y ahora que ya no estas conmigo te pongo en los altares pero asi somos los seres humanos.


Cada vez que teníamos alguna discusión, mis amigos me veían y me decían es que no te conviene, no tenéis nada en común y ella ni siquiera tiene cultura. Te acuerdas que esto fue lo ultimo que hablamos y me ha hecho pensar como es que dos personas tan distintas como tu y como yo hemos estado casi un año juntas con tantos argumentos en contra de una relación como la nuestra y solo he encontrado estas respuestas:
  • Tu y yo, hemos recibido una educación muy parecida en nuestro entorno familiar, entendemos la familia de una manera muy parecida.

  • Hubo una pequeña chispa, el gusto por conocernos, es decir, química.

  • Una serie de aficiones en común: cine, cocinar, senderismo, nos gusta estar acompañados  por nosotros, la música.



    DESENLACE

    Después aprendí a bailar salsa (tu me quitaste la vergüenza), me hiciste mejorar con mi higiene, y me diste la mejor lección del mundo a quererme a mi mismo para que me quieran los demás (si lo supiera mi maestro D. Manuel Alejandro Nicolas Gomez, que tantas veces me lo quiso hacer entender )

    Me di cuenta de que los problemas que de forma natural surgían en nuestra relación los afrontaba mejor cuando no se los contaba a nadie que estuviera en contra de lo nuestro y prefería dejar pasar el tiempo para tranquilizarme, darme cuenta de las cosas y poder hablar las tranquilamente, cuando  de repente decidiste cortar nuestra relación por los efectos que causaba en tu salud sentimental.


    En fin solo quiero decirte, que te quiero.


Publicar un comentario